El tratamiento más común para la el síndrome de apnea obstructiva del sueño es la presión positiva continua de aire (CPAP). Es un tratamiento no invasivo que proporciona un flujo suave de aire de presión positiva a través de una máscara que se coloca sobre la nariz mientras el paciente duerme. La presión del aire es algo mayor que la del aire circundante, y es justo lo suficiente para mantener su vía aérea superior abierta y prevenir de la apnea y el ronquido.

-El ronquido desaparece

-Tiene un sueño reparador

-Su calidad de vida mejora

-Se reduce significativamente el riesgo de sufrir de presión arterial alta, ataque cardíaco, derrame cerebral, accidentes de vehículo

-Aumenta el rendimiento laboral

Otros tipos de tratamientos incluyen:

La pieza bucal: Esta indicado en apnea obstructiva leve y personas que no toleran la terapia CPAP. Diseñados para abrir las estructuras anatómicas de la garganta desplazando su mandíbula inferior hacia adelante.

Cirugía: Indicada en pacientes que no toleran la terapia CPAP, se amplía la vía aérea superior. La técnica más usada es la uvulopalatofaringoplastia.
DreamWear-In-Bed-450x450dreamstation
HC1104953-IMS-en_US

Facebook
LinkedIn
Instagram